En el interior del depósito secreto de Porsche

17 November 2015

En 2009 Porsche abrió un museo en Stuttgart. Dentro hay un centenar de autos que van desde el primer Porsche en 1898, hasta el último LeMans híbrido 919. Sin embargo, un anónimo edificio de hormigón gris, ubicado a pocas calles del museo, acumula y almacena con sigilo más de 300 modelos raros y únicos.

Por fuera el depósito no aparenta nada, es sólo un bloque de hormigón gris que ni siquiera tiene la marca de Porsche. Todo lo contrario pasa por dentro. Para los fanáticos de Porsche es como una cueva de Aladino, tiene prototipos, diseños de armazones y autos de carreras retirados.

Y no son sólo vehículos propios de Porsche los que se encuentran allí. También hay coches de otras marcas, como un Audi 80 que Porsche diseñó para Audi siendo éste un precursor temprano del RS6.

El depósito también tiene estanterías de "mulas". Las mulas son prototipos secretos de autos deportivos nuevos, que se ocultan bajo el armazón de un coche existente para que los observadores no puedan distinguir qué tecnología está siendo probada.

Este es el lugar en el que se almacenan los modelos recortados de las exhibiciones de autos.

El depósito no está abierto al público, aunque por 8 euros se puede visitar el museo de Porsche de Stuttgart que sin dudas vale la pena.